Rolls Royce Amethyst Droptail. Un lugar en la historia


La marca de ultra-lujo Rolls Royce ha presentado ante la sociedad el nuevo Rolls Royce Amethyst Droptail, una impresionante obra maestra que celebra el patrimonio cultural, el legado familiar y las pasiones personales de sus clientes.


Normalmente son clientes muy exclusivos y caprichosos que pagan la que haga falta para tener un Rolls único y personal y éste, es el caso.


Una de las cuatro expresiones únicas, el Rolls Royce Amethyst Droptail es una expresión verdaderamente elevada de arte aplicado, encargada por un mecenas cuyo negocio familiar ha pasado de ser una boutique de piedras preciosas a una corporación multinacional con diversos intereses.

El cliente encargó a los diseñadores de la división de productos exclusivos de Rolls Royce que crearan una elegante expresión de Droptail inspirada en la gema de la amatista, la piedra natal de su hijo y un símbolo perdurable de pureza, claridad y resistencia.


El mecenas y cocreador del Rolls Royce Amethyst Droptail expresó un profundo deseo de conmemorar uno de los patrimonios culturales de su región natal. Los diseñadores de Rolls Royce respondieron con un punto de inspiración que definiría el tratamiento exterior de este Droptail: la flor silvestre Globe Amaranth, que florece en el desierto cerca de una de las casas del cliente.


Por eso, el acabado de pintura exterior en dos tonos captura múltiples etapas de la flor. El color principal del cuerpo es un suave tono púrpura con un delicado trasfondo plateado, llamado Globe Amaranth en homenaje a la flor, y se realza con finas manchas de aluminio en polvo que reflejan la luz y crean un acabado iridiscente. Una pintura de contraste de amatista de color púrpura oscuro, que se utiliza en la parte superior, contiene una mezcla de escamas de mica rojas, azules y violetas que juntas crean un color malva único con un sutil brillo metálico.

A la luz del sol, el automóvil también revela un suave toque de pintura malva en el interior de las llantas de 22", proporcionando un contraste sutil pero elegante con la superficie de aluminio pulido por espejos.


El exterior está acabado con un tratamiento sutil pero muy complejo de la fibra de carbono utilizada para construir las secciones inferiores del coche. Es el resultado de dos años de desarrollo, en el que se ha construido a mano por los artesanos de la marca. La fibra de carbono en sí está acabada con una fina capa de laca teñida con pigmento de amatista. Este detalle intrincado y técnicamente exigente se oculta hasta que el automóvil es visto de cerca.


La confianza del cliente en los artesanos de Rolls Royce para ejecutar las florituras más desafiantes se expresa en el tratamiento de la parrilla. El marco de la parrilla exterior y las piezas de paletas "torcidas" están parcialmente cepilladas a mano y parcialmente pulidas a mano con una línea de un tratamiento superficial que nunca antes se había intentado a esta escala. El concepto fue sugerido por el hijo del cliente.


Debajo de esta expresión de artesanía contemporánea hay una desarrollada toma de aire frontal inferior. Esta pieza detallada fue diseñada digitalmente e "impresa" en un compuesto liviano e incorpora 202 lingotes de acero inoxidable pulidos a mano, cada uno de los cuales ha sido pintado a mano en el tono Globe Amaranth. La parte delantera se resuelve con una figura de Espíritu de Éxtasis rodeada de amatista.


El Rolls Royce Amethyst Droptail tiene materiales y artesanías seleccionados personalmente por el cliente y su familia. La selección del material comenzó con una muestra de madera ofrecida por el cliente, que era una impresionante madera de poro abierto Calamander Light, que tiene una textura compleja y largas bandas de color.

Los colores de la muestra de madera que proporcionó el cliente sirvió de inspiración para el tratamiento del cuero en tono Sand Dunes, que se desarrolló para combinar perfectamente con las hebras en la madera de poro abierto Calamander Light. Después de esto, los especialistas en madera fueron desafiados a obtener material con bandas exactamente del mismo color que el cuero, una tarea que tardó más de seis meses, lo que requirió que los especialistas revisaran más de 100 troncos antes de descubrir la pieza perfecta.


El tono primario de cuero, llamado Amatista, complementa la superficie exterior y está acabado con una sutil laca nacarada, que recuerda el brillo de la Amatista que da nombre a esta obra de arte con ruedas. Para el Amethyst Droptail, la marca ha creado la superficie de madera más extensa de su historia, con el material que se extiende desde el frontal y las puertas del automóvil hasta el panel frontal, el reposabrazos central en voladizo y la cubierta trasera.

Al aplicar madera a la cubierta trasera aerodinámicamente funcional, los aerodinámicos y especialistas en madera de la marca trabajaron en estrecha colaboración para que esa plancha de madera fuera la única superficie de madera "en bruto" del mundo que produce carga aerodinámica en un coche de carretera.


Se desarrolló un proceso de chapado completamente nuevo específicamente para Amethyst Droptail, con cada lámina de chapa colocada boca abajo para exponer la textura de la madera cruda. Se combinan dos técnicas: 'bookmatching' a 55º, en el que las láminas de madera se reflejan entre sí, y 'slip-matching', en el que las láminas de madera se alinean una al lado de la otra en secuencia, para crear un patrón de grano repetitivo para un efecto que da la ilusión de ser una sola pieza de madera.


Para asegurar su durabilidad, antes de su construcción final, más de 150 muestras se sometieron a más de 8.000 horas de pruebas. Esto incluyó una simulación completa de exposición a la luz solar y una evaluación de la resistencia a la lluvia, así como pruebas de durabilidad en temperaturas que oscilan entre + 80 ° C y -30 ° C.


Para completar el tratamiento interior, el cliente solicitó un adorno de las esferas giratorias con gemas de amatista raras. Al igual que con las gemas en la base del Espíritu del Éxtasis, la profundidad y claridad de cada piedra es de un estándar generalmente reservado para la joyería fina. Cada piedra fue examinada por expertos dentro de la organización del cliente antes de que fueran aprobadas personal e individualmente por el cliente. La suite interior se resuelve con alfombrillas de cuero tejido.


Se ha diseñado un techo rígido extraíble que incorpora vidrio electrocrómico que permite que la superficie cambie de color y transparencia al instante. El cliente desafió a los diseñadores de Coachbuild a desarrollar un vidrio que alterara su tono para corresponder con la combinación de colores de Amethyst Droptail. En respuesta, se desarrolló un efecto camaleón único para su vidrio electrocrómico: cuando se desactiva, es completamente opaco y tiene un sutil tinte púrpura, reflejando el acabado exterior del Amethyst. Una vez que el vidrio se activa con solo tocar un botón, se vuelve translúcido con un tono que coincide con el color de cuero de los asientos Sand Dunes.


Por su parte, el salpicadero del Rolls Royce Amethyst Droptail está adornado con un reloj único encargado por el cliente a la famosa maison suiza de alta relojería, Vacheron Constantin.


Hecha a mano en Ginebra, la pieza, llamada 'Les Cabinotiers Armillary Tourbillon', tiene un complejo movimiento de cuerda manual y está alojada de forma segura en un soporte especialmente diseñado, lo que permite retirarla y almacenarla por separado si se desea. El reloj cuenta con una pantalla bi-retrógrada con retorno instantáneo de las horas y minutos, así como un tourbillon biaxial y está fijado a una placa base de oro blanco con un patrón de guilloché hecho a mano en el interior del vehículo.


Vacheron Constantin y Rolls Royce, colaboraron para garantizar que las formas, los materiales y los colores del reloj estuvieran en perfecta armonía dentro del salpicadero. Las esferas de instrumentos combinan inserciones de color amatista con el acabado parcialmente cepillado y pulido de las agujas del reloj.


Si hablamos de mecánica, previsiblemente todos los modelos (o sea, los 4 diferentes que van a existir), montarán un 6.75 V12 biturbo con 593cv.


¿Es bonito?. Pues sólo existirá uno y, probablemente, sea uno de los vehículos más caros, ya no de la marca, sino de la historia.



Comentarios

Entradas populares